No esperes piedad

martes, 3 de junio de 2008

En cada generación, una puta y un ladrón

[Sobre Barack Obama, al parecer, considerado un hombre sexy en EE.UU.] Inteligente, carismático, lo que quieran, pero feo con ganas, lo que me lleva a esto del método alternativo de belleza. Consiste en ascender laboralmente, en subir peldaños de poder. Cada peldaño logrado equivale a un lifting; cada nueva conquista laboral, a un tratamiento de botox. Y lo mejor, sin tener que pasar por el quirófano y sin gastar un euro. Porque los que cambian son los demás, no tú. [...] Yo misma llegué a decir que un hombre tan feo como Nicolas Sarkozy es atractivo. Bien es verdad que el espejismo se me pasó cuando me fijé en sus tacones, algo que ni la mismísima presidencia de Francia puede soportar con dignidad. Pero lo mío con Sarkozy, aunque fuera temporal, y lo de las americanas con Obama, demuestra que el poder, el éxito profesional, a cualquier nivel, nos transforma a los ojos de los demás. Nos hace interesantes y hasta guapos.

Método alternativo de belleza, por Edurne Uriarte en “Mujer Hoy”, Nº 471 de 2008

Eh, eh, eh. Para el carro, nena, Edurnita. Lo que tú pienses no es universal. No todo el mundo es un putón al que le hace el chocho palmas a la visión de una billetera, ni se corre de gusto mirando a hijos de puta prepotentes pretendiendo que son personas carismáticas.

Hay muchos a los que la gente poderosa les de asco. A mí, hay pocos poderosos que no me parezcan personas codiciosas y egocéntricas (bueno, quizás Gandhi se salva). Incluso conozco a una chica, proletaria ella, que no se cansó nunca de mandar a la mierda a un futbolista encaprichado con follársela. Y el tío era millonario, famoso y popular, el rey del pueblo. Hasta un piso le regalaba, con los tiempos que corren. Pero nada, una chica pobre pero honrá, ya ves. No como cierta fulanilla de altos vuelos.

Tú sí me pones cachondo, Edurnita. Y, mira qué cosas, no es por tu puesto de catedrática de Ciencia Política en la Universidad del País Vasco. Es más bien que,
como tránsfuga política, me inspiras lo que me suelen inspirar los zorrones de derechas.

Oooh... Yeah, bitch.

4 comentarios:

La Blogueria dijo...

A ver si actualizáis, además de bordes, ¡vagos!

Saludos :D

Capado dijo...

Es cuestionable lo de bordes. Que la Mari es perezosa, es un hecho.

No puedo quitarte razón... a ver si escribimos algo. Que para algo estan las vacaciones.

La Blogueria dijo...

Pues nada, ni con coacción. Increíble: más vagos que yo, incluso. Hay que ver. ¿O es que todo es perfecto en la blogosfera? Dios nos libre...

María Suripanta dijo...

Gracias por tu interés, "La Bloguería". Al menos yo he vuelto, de los otros no respondo.

Besos de mermelada de fresa.