No esperes piedad

lunes, 10 de marzo de 2008

El vacío de las letras huecas

La incorporación a este equipo me ha hecho reafirmarme en mi sensación de que el mundo está perdido. La humanidad se conduce cuesta abajo en un tren cuyo maquinista tomó el botín hace tiempo y saltó en el primer lago que encontró.

No nos paramos a pensar en las cosas que adoramos, adulamos, o en cuya fiabilidad confiamos ciegamente. No reflexionamos en los discursos, los adoptamos simplemente porque nos parecen bonitos, porque suenan bien. Pero para quienes padecemos la maldición de fijarnos en los detalles, estos discursos suponen una enorme sensación de lástima, de pena. Una lágrima por la especie que desaparecerá en el vacío de las letras huecas.

Laura Cano ya ha aparecido por aquí. Dice ser:


Mujer en construcción, y reafirmando su misión. Pero eso si ........ NO QUIERO SER LETRA MUERTA.


No lo puedo evitar. Las añejas carpetas del instituto me vienen al recuerdo. Cuando tenías 13, 14, 15 años, eras adolescente y, por ley de vida, te rebelabas contra todo y contra todos, aunque no sabías muy bien por qué. Algunas parece que se estancan en aquel momento ("mujer en construcción"), que no crecen y no se dan cuenta de que no hay nada malo en ser "una más", mientras te conozcas y sepas que eres tú misma. No se fijan en que, queriendo no estar encasilladas, se encasillan en el conjunto de las que no quieren estar encasilladas (y de ésas van...)

Me da mucha pena, pues, ver "reflexiones"
como la que sigue:


APRENDER es DESCUBRIR – RECORDAR lo que tu ya sabias!!!!!!!!!!!!!


Me ha resultado muy divertido el primer comentario que le han dejado, porque viene a ser la observación que le haría yo. Si escuchamos la frase a alguien de voz grave, incluso suena mística, profunda (imaginemos a Constantino Romero pronunciándola). Parece encerrar tesoros perdidos, verdades ocultadas por siglos que sólo se revelan a quienes sepan distinguir las señales. Pero cuando nos paramos a pensar un poco en lo que nos está diciendo, nos quedamos con cara de "¿qué he hecho yo para merecer esto?".

Por un lado, "APRENDER es DESCUBRIR". Sí, parece razonable. Cuando aprendes descubres cosas nuevas, explicaciones a hechos que ya habías observado, a resolver situaciones. Pero lo fastidia con la segunda parte: "RECORDAR lo que tu ya sabias!". ¿Qué hay que aprender (descubrir) entonces? ¿Lo que ya sabes? Entonces no aprendes nada, te reafirmas en lo que tu cerebro ha almacenado, y si lo que ha almacenado es un error absoluto, el resultado es que te reafirmas en un error absoluto, con alegría, pensando que es una frase muy mística y profunda que esconde grandes verdades. Y el perseverar en lo que ya se sabe y los errores, sin abrirse a nuevas posibilidades, esta muchacha confusa lo trata como algo que le ha "movido el tapete". Habrá que ver cómo reacciona cuando se dé cuenta de que es más provechoso no dejarse engañar con escritos supuestamente profundos.

Tengo mis dudas de que se lo tomara a bien, pues, viendo otros escritos de su web, creo que esa parte ya me la sé: llamará "fascistas", "censores" y otros epítetos similares a quienes se lo hagan notar, porque esta señorita, seguro, confundirá la sana crítica basada en la lógica con un ataque en toda regla a su "identidad", esa identidad copiada de miles de otras identidades que creen ser auténticas, únicas y genuinas por pelear contra molinos de viento, creyendo que son gigantes.

En otras circunstancias, ni siquiera lo haría notar, pero viendo el enorme banner que esta muchacha desorientada luce en su columna derecha, debo hacer notar lo chocante de su ortografía y gramática, en la otra punta de lo que supone un blog "ortográficamente correcto":



¿Soy más vieja de lo que creo, o hay muchas mujeres jóvenes que han perdido el norte creyendo haber encontrado la espiritualidad? Si supieran del cuento tan grande que les han vendido...

4 comentarios:

Pedro dijo...

«No se fijan en que, queriendo no estar encasilladas, se encasillan en el conjunto de las que no quieren estar encasilladas (y de ésas van...)»

Qué razón tienes. Se podría decir que hay dos tipos de personas, las "iguales" y las "diferentes". El problema es que las "diferentes" son tan iguales como las "iguales".

Hay una frase suya que me ha llamado en especial la atención, porque yo ya he pasado por ahí:

«soy una rebelde con causa (no cre[o] en el sistema actual)»

Ah, el sistema. Ese etéreo enemigo. ¿Qué sistema es ese en el que no crees? "El sistema político", es lo que habitualmente dicen. ¿Y cómo te gustaría que fuera? La respuesta, cuando la hay, suele ser una descripción de un mundo utópico (resultante de un análisis muy superficial) al que por supuesto no se llega con la actitud que estas personas adoptan, que suele consistir en taparse los ojos y dar la espalda a ese "sistema" en el que no creen, una actitud cobarde en sí misma. De ahí surgen actitudes aparentemente valientes, como enfrentarse a la policía, destrozar cosas, publicar escritos de apariencia revolucionaria... Esa "rebeldía" es una máscara tras la que se emboza ese deseo de taparse los ojos ante "el sistema". Pero no es cerrando los ojos ante una realidad que nos disgusta como conseguiremos mejorar el mundo.

Isaac dijo...

Y atención al detalle de la frasecita de marras: no sólo le ha movido el tapete, sino que se lo ha movido "literalmente". En mi tierra, "literalmente" quiere decir que no es una metáfora: la muchacha tiene un tapete de verdad, hecho del material del que habitualmente se hacen los tapetes, y la frase le ha impartido alguna forma de movimiento físico. Vayan ustedes a saber qué significa "literalmente" en el universo imaginario y rebelde de esta persona.

Rafael dijo...

Esta Guerrera de la Luz, como bien dices, confundida, que piensa ha encontrado el Santo Grial de la sabiduría, que se cree poseedora de un secreto y con la obligación de pregonarlo para hacernoslo ver al resto, cuánta bondad derrocha!! si será incluso una bellísima persona, algo flipadilla, pero una buena persona seguro.
Lo malo de esta Iluminati incauta es que probablemente con esa "profundidad" de la que se cree poseedora es pasto libre para todo/a desalmado/a que con falsa espiritualidad y mucha verborrea la engañen aunque ella se sienta levitar de trance místico.

Muy buena entrada Marta.

Anónimo dijo...

si eres vieja chocha o tienes chocho de vieja